Apple Pay tiene un encontronazo con un desconocido llamado CurrentCEl sistema de pagos por móvil lanzado por Apple, conocido por Apple Pay, apenas logra granjearse las simpatías de un 10% de los usuarios, y tampoco los comerciantes parecen muy convencidos de los beneficios que dicho sistema reportará a sus negocios, pues compañías de la envergadura de Walmart, la marca de moda Gap o Best Buy ya han retirado los lectores de tecnología NFC necesarios para estos dispositivos.

La mayoría de estas empresas aducen el temor a unas elevadas comisiones bancarias por el uso de estos sistemas y, por lo tanto, han dado la espalda a Apple Pay y métodos de pago similares, como Google Wallet.

Sin embargo, reconocen los indudables beneficios que se desgajan del uso de esta clase de plataformas y, por ello, ya traman una posible alternativa que sea cómoda para sus clientes, pero que no mine las arcas de la compañía a costa del cobro de unas indeseables comisiones.

De esta manera, ya se ha corrido la voz de que Walmart trabaja en su propio sistema de pagos llamada CurrentC, que aunque resulta algo más primitiva y menos depurada que la que ha patentado Apple, promete comisiones bancarias más económicas para los minoristas,

Así, si Apple Pay continúa dando cancha a las tarjetas de crédito, e incluso contribuye al fortalecimiento de entidades del tirón de Mastercard, CurrentC busca alternativas a este poder con un sistema que exige a sus asociados, entre los que figura el gigante Walmart, rechazar Apple Pay.

Por cierto, dicha plataforma, además de ahorrar unas altas comisiones a las empresas que la emplean, también les permite recabar datos acerca de su clientela como el tipo de productos que adquiere. Una información muy jugosa que no es posible obtener a través de Apple Pay que vela por la confidencialidad de los datos de sus usuarios.