En este Mobile World Congress 2013 parece que las empresas están dispuestas a salvar este gap y plantearnos distintos escenarios en los que, por fin, podamos transformar nuestros smartphones y nuestras tabletas en medios de pago (tarjetas de crédito o monederos electrónicos) o en dispositivos que puedan cursar transacciones económicas como si fuesen un TPV (terminal punto de venta)

ALT1040-noticia