Campus para emprendedoresGoogle pretende plantar de nuevo el germen del que despuntó Silicon Valley. Esta vez, los valles escogidos para albergar los primeros pasos tecnológicos de las empresas florecientes se localizarán en Madrid, en un punto todavía sin determinar. Aunque está previsto que el complejo empiece a despachar sabiduría tecnológica y emprendedora durante el primer semestre del 2015.

Así lo ha anunciado Google en su blog corporativo y con ello pretende echar un cable a los talentos aún por descubrir que esconde España. Por supuesto, dichas nuevas compañías deberán poseer un corazón tecnológico.

El proyecto no es nuevo en Europa, pues Google ya plantó las simientes de algo semejante en abril de 2012 en Londres, cuando ésta se vestía de largo para la celebración de los JJ.OO.  Al parecer, la iniciativa ha logrado su cometido en la ciudad londinense pues se crearon 570 nuevos puestos de trabajo en startups que generaron 47 millones de euros en beneficios.

El proyecto se llama Campus Google y pretende erigirse en un faro de la tecnología en aquellas ciudades donde se radique como Tel Aviv (Israel) donde desde 2012 funciona un campus, y otras urbes. De hecho, Google tiene el firme propósito de establecer su novedosa idea en Varsovia (Polonia), Sao Paulo (Brasil) y Seúl (Corea del Sur).

Algunos de preguntarán cuáles son los motivos que han llevado al buscador por antonomasia a pensar que España, y Madrid en particular, constituía una tierra propicia para sus intereses. En este sentido, Google valora ese 95% de emprendedores españoles que se lanza al ruedo empresarial por convicción, frente a ese 5% que se decanta por el emprendimiento ante una situación de necesidad.

También ha pesado en su decisión la ingente cantidad de profesionales cualificados, sobre todo ingenieros, con los que cuenta nuestro país. Sí, muchos de ellos están cogiendo carretera y manta hacia el extranjero.

Por lo tanto, bienvenidos sean estos gestos que echan un poco de abono a una tierra, la española donde necesitamos que florezcan las empresas.