El comercio electrónico es un frente en el que muchas redes sociales quieren batallar. La última en alistarse ha sido Twitter que ha presentado como munición su botón “comprar ahora”. La fórmula es sencilla: un tuit con su propio contenido y un enlace que redirige al usuario a la tienda online del anunciante. Una de las primeras marcas en probar esta clase de anzuelo ha sido Microsoft. La empresa de Gates ha decidido testar los ánimos compradores de los tuiteros con una oferta para su producto Surface 2. Sin embargo, quizás debiéramos consultar a los mandamases marketeros de la gran compañía tecnológica para averiguar el tirón de la mejora de Twitter y si ésta ha dado los frutos deseados o se ha malogrado como una cosecha prometedora.

Así, las marcas que ya llevan afanándose en Twitter y acumulando seguidores podrán sacar más jugo a éstos. Pero no todo son halagos para la invención de la red social de Palo Alto (California), pues el ya atestado timeline de los usuarios se verá un poco más atascado, dado que deberán soportar las idas y venidas de tuits de empresas a las que ni siquiera siguen. Es decir, se les habrá colado la publicidad.

Además, cobra fuerza la posibilidad de que Twitter refuerce su apuesta por el comercio electrónico con el desarrollo de su propio sistema de pago.

A rebufo de este botón corre Facebook (la una y la otra no hacen más que copiarse mutuamente), pues en los Estados Unidos ya es factible adquirir productos a través de esta red social.

En definitiva, la ciencia del social media no cesa de rumiar métodos para tenernos más embelesados y pegados a su tela social; pero, al parecer, la forma más eficaz de obtener ventas sigue siendo el longevo correo electrónico a través del email marketing. Ya se sabe, la sombra del correo electrónico es alargada.