carreras drones sistema votaciónEn Ben Hur pudimos ver las carreras de cuadrigas con Charlton Heston a los mandos. Posteriormente, George Lucas homenajeó a los romanos con una carrera semejante pero con Anakin Skywalker esquivando rivales a lomos de su bólido -vaina- futurista. Y ahora, algo parecido se urde con las carreras de drones, un nuevo deporte que va ganando adeptos en EE.UU.

El particular circuito o hipódromo donde estos artilugios se han batido se emplazó en Sacramento (California) donde más de cien pilotos disputaron el Drone Nationales. Aunque, a diferencia de lo que sucedía en las míticas Ben Hur y La amenaza fantasma, aquí el auditorio estaba vacío y nadie coreaba las hazañas de los pilotos, pues por motivos de seguridad se cerró al público, a pesar del aforo de 11.000 personas del campo de fútbol que acogió el evento.

Natural que los espectadores se quedasen en casa, dado que estos aparatos rebasaron sin dificultad los 110 kilómetros por hora gracias a la pericia de unos pilotos que con unas gafas con pantallas de vídeo incorporadas conducían sin despeinarse los rápidos drones.

Eso sí, y a pesar de que había unos cien inscritos, en cada carrera solo corrieron ocho participantes puesto que un exceso de corredores podía causar interferencias en la señal del resto.

¿Y cuál fue el premio para el vencedor? Pues 25.000 dólares para los ganadores de las diferentes categorías. No sabemos si con el tiempo dichas citas acabarán ganando terreno a la Fórmula 1 o las carreras de Nasdaq que tanto tirón tienen en EE.UU., pero sí que están cogiendo fuerza y diversas marcas, como Parrot o GoPro, fabricantes de dispositivos, han decidido apostar por este nuevo formato de carreras. 

Por lo tanto, no conviene perder la pista a los drones pues son aparatos versátiles que pueden cambiar la economía mundial, además de suministrar nuevas formas de entretenimiento.