tecnologia competitividad empresas electrónico sistema votación customTodos estamos muy al tanto de que España es un país dependiente energéticamente de otros Estados, pero resulta que dicha dependencia también afecta a la tecnología, pues es otro de los bienes que necesitamos importar para el correcto funcionamiento de las empresas.

A dicha conclusión ha llegado el Consejo Económico y Social (CES), desde donde se nos alerta de que tal carencia lastra la competitividad de las empresas españolas y que, por tanto, urge poner remedio al mal o pronto notaremos los efectos de esta enfermedad.

Aunque es cierto que en los últimos años las exportaciones de productos españoles han mejorado ostensiblemente, éste se ha debido a la reducción de precios y no porque realmente se haya apostado por “activos tangibles” como la imagen de marca, la diferenciación, el diseño o la calidad.

El informe recomienda a España esforzarse en campos como la educación o la innovación a fin de mejorar nuestra competitividad. “La necesidad de mejorar la competitividad, tanto interna como externa, es uno de los elementos fundamentales para garantizar un crecimiento sostenido”, recoge el documento. De esta manera, lograremos, al parecer, igualar a países que nos aventajan en este aspecto como Italia, Francia o Alemania. Por lo tanto, necesitamos que nuestro país se autoabastezca en este sentido y no precisemos acudir a un mercado externo para suplirnos de lo necesario.

El Consejo Económico y Social español lo conforman organizaciones empresariales, sindicales y otras representativas de los intereses de la ciudadanía. Entre sus funciones figura la de emitir dictamen preceptivo sobre los Anteproyectos de Leyes del Estado, Proyectos de Reales Decretos Legislativos que regulen las políticas socioeconómicas y laborales y Proyectos de Reales Decretos de especial trascendencia.