asamblea SGAE, VOTACIÓN, sistema, Junta, cuentasA viva voz, a mano alzada, un farragoso recuento de votos en los que los fallos humanos resultan muy frecuentes e incluso duplicidad en la votación…, ¿te suena? Ese ha sido hasta hace muy poco el pan nuestro de cada día de las asambleas empresariales. No obstante, los tiempos han cambiado y, por suerte, la manera de ejercer el voto también. En cualquier organización empresarial es básico dotar de voz a los miembros y el voto electrónico lo hace posible de una manera cómoda y, además, en un tiempo récord. En concreto, es posible reducir el tiempo de las votaciones hasta en un 95 % con respecto a los sistemas tradicionales. Y abreviar siempre viene bien, ¿verdad?

No en vano, la votación electrónica está ganando popularidad pues permite conocer de manera inmediata la totalidad de los votos emitidos y conocer al detalle cuántos han sido afirmativos, negativos o si se ha producido alguna abstención.

Este sistema de votación interactiva ofrece la ventaja de que los resultados quedan grabados en el sistema y éstos se entregan en formato Excel, PowerPoint y PDF al término del evento.

Y ya puestos a colgarnos medallas, en Custom Vote contamos con un sistema de votación para juntas sumamente contrastado, pues a lo largo de este 2017 hemos estado presentes en 243 eventos de votación con un volumen de mandos de votación de 10.803.

¿Y cómo funciona nuestro sistema de votación? Pues muy fácil. Primero hemos de configurar las preguntas en un ordenador con PowerPoint y el software CustomVote y seguidamente a cada asistente se le asigna un mando inalámbrico. Una vez que todos los presentes cuentan con su dispositivo, se formula la pregunta por medio de un PC, TV o proyector. Así, el público únicamente debe escoger su opción en el mando inalámbrico y sin dilación estos resultados se proyectan públicamente con el porcentaje de votos obtenido por cada opción.

¿Qué te ha parecido? ¿Nos vemos en la siguiente asamblea de tu empresa?