Seguramente si James Bond, famoso por sus prodigiosos cachivaches, además de sus ligues, anduviera necesitado de unas gafas que aunaran lo último de la tecnología y de la moda, se pasaría a las WeOn Glasses; un artilugio, que interactúa con tu móvil o tableta, fabricado por una empresa española que están a medio camino entre las polémicas gafas de Google y las de la óptica.

Estamos ante un híbrido que conjuga lo mejor de ambas, dado que, aparte de cumplir una importante función para los ojos miopes -se pueden graduar-, permiten realizar fotografías, pedir una pizza, atender las llamadas o grabar nuestra voz, entre otras tareas. Y, por supuesto, localizarla en caso de pérdida con un radar instalado en nuestro móvil y a la inversa, extravío del teléfono, también es posible.

Estas gafas son muy ligeras, están fabricadas en pasta y es una propuesta de una empresa afincada en Elche (Alicante); Ion Eyewear. Entre los principales atractivos, encontramos su precio 125 euros , aunque solo la montura inteligente, pues la graduación del cristal es otro cantar. Respecto a su venta, las ópticas al uso serán las encargadas de poner en circulación este nuevo dispositivo wereable que promete una lucha encarnizada con las Google Glasses.

Tiene mucho a su favor, dado que su diseño a la moda y discreto -pues no hay diferencias visibles entre un modelo convencional de gafa y esta propuesta- las aleja de la creación de Google que resulta demasiado obvia y llamativa.

En cuanto al futuro, los desarrolladores de las WeOn Glasses, que son unas gafas de código abierto, están trabajando para crear diversas utilidades extras relacionadas con el deporte, la salud, las aplicaciones profesionales y los mapas.

En definitiva, éstas sí que son las gafas que James Bond luciría -si se viera en la tesitura- en una de las nuevas entregas del héroe.