Bopis Buy Online and Pick in Store ecommersAl parecer, los expertos en ecommerce se lo pasan en grande alumbrando nuevos y variados conceptos a los que es difícil seguir el ritmo. Así, la clientela amanece un buen día practicando showrooming y al siguiente incurriendo en BOPIS, sin reparar en ello.

De hecho, el showrooming no es más que un espabilado cliente que reduce a la tienda física a la categoría de vulgar probador, pues muchas veces ese comprador se larga con su interés y su tarjeta de crédito a una tienda online donde ha entrevisto ese mismo producto a un precio más económico.

Mientras que el BOPIS es el acrónimo de las palabras inglesas Buy Online and Pick in Store (compra online y recoge en tienda), una modalidad a la que ya se ha se han apuntado gigantes de las ventas como Carrefour, El Corte Inglés, Decathlon o Media Markt. Todas ellas brindan a sus compradores la posibilidad de llenar el carro desde sus casas y luego llevárselo en el maletero del coche sin rascarse mucho la cabeza buscando un aparcamiento, pues la doble fila basta para este trámite rápido.

La “chica” (BOPIS) se está volviendo popular y uno no debe dejarla de lado si quiere ser alguien en el exigente ramo del comercio online. En este sentido, existen estudios que aseguran que lo practicamos unas dos veces al año y que próximamente, con motivo de las navidades, nos arrojaremos en brazos de la señorita BOPIS.

Una táctica excelente para los que recelan de los tiempos de entrega de las empresas de mensajería o se desesperan ante las colas de las tiendas y las muchedumbres navideñas.

Además, debemos tener presente que si las grandes empresas le hacen un hueco a esta nueva modalidad de compra, los comercios más módicos deberían seguir su estela y poner sus pies en las huellas de estos grandes, pues seguro que les llevará muy lejos andar tras el rastro de los gigantes del retailer.