bicicletas inteligentes smart marcas

El ser humano se ha convertido en un particular rey Midas que convierte en inteligente todo lo que toca. El último artefacto en adquirir “neuronas” ha sido la bicicleta que, además de ser eléctrica, se ha vuelto lista, lista… Por lo tanto, nuestros desplazamientos y paseos, a lomos de estos cachivaches evolucionados, pueden convertirse en cómodos, tecnológicos -pues te informan incluso del estado del tráfico- y, por supuesto, continuarán siendo ecológicos.

Una de las últimas en salir al mercado es obra de la marca de automóviles Ford. El modelo ha sido bautizado como MoDe Flex y dispone de una aplicación para smartphones y relojes inteligentes, incluido -cómo no- el reloj patentado por Apple.

¿Y qué ventajas nos traerán las smart bicis? Pues permite a su usuario mantenerse al cabo del tráfico en la ciudad y el manillar vibra para informarnos de la inminencia de una curva o la presencia de un bache en nuestro trayecto, pero seguro que esto es solo la avanzadilla de las portentosas prestaciones que se estarán rumiando para la nueva generación de bicicletas que se aproxima.

Por supuesto, en esta guerra confluyen marcas reputadas de coches junto con otras tecnológicas del tirón de Baidu; el homólogo chino de Google. Así, Baidu es la responsable del advenimiento al mundo de Dubike que incluye un GPS para localizar la bicicleta en caso de robo. También dispone de otros encantos: un registro de constantes vitales ubicado en el manillar, así como un sistema de navegación.

Y la tercera en discordia fue posible gracias a una campaña de micromecenazgo. Acudiendo a esta treta solidaria la compañía china AOAO Studio recaudó los fondos necesarios para lanzar BiCi con un esqueleto de fibra de carbono que no supera los ocho kilos.

En definitiva, los carriles bicis se quedan cortos para recibir a los sapiens de la calzada. En breve, las neandertales se extinguirán, pero quién sabe.